domingo, 16 de febrero de 2014

Curación de Contenidos

CURACIÓN DE CONTENIDOS


Con la llegada de Internet se nos abrió aún más el mundo de la información y más para los docentes. Si bien antes teníamos que consultar una bibliografía especializada para formarnos sobre un tema, ahora basta con una búsqueda en Google y un par de clic para acceder a lo mismo, o incluso a más material. Puede decirse que tenemos casi cualquier conocimiento a golpe de ratón. Pero esto, a veces, también puede ser un problema, debido en gran parte a la saturación de información.

Segun Galindo (2011), los docentes deben dar un paso adelante para desarrollar las competencias digitales. Deben prepar para desarrollar las habilidades del siglo XXI, para es necesario que preparen a los estudiantes en la gestión y manejo de información. ¿Ante que panorama se encuentran?

Cada 60 segundos, se publican más de 98.000 tweets, se suben más de 6.600 imágenes en flickr, se publican más de 1.500 entradas en blogs y se suben a YouTube el equivalente de 25 horas de vídeo. ¿Cómo procesar toda esta información? ¿Qué es lo más importante? ¿Cuáles son las noticias o actualizaciones que, potencialmente, más te van a interesar a ti como usuario? Ahí podemos apreciar la problemática de esta situación y la lógica existencia de la curación de contenido.
 
 


La curación de contenidos es el proceso por medio del cual se filtra y procesa el enorme volumen de información en la red (Iribarren, 2013). La curación de contenidos tiene por lo tanto el objetivo de organizarlo y presentarlo de una nueva manera alrededor de un tema específico.

El curador de contenidos selecciona de internet el mejor contenido, el que sea más relevante e importante para la comunidad y la comparte con esta. En este sentido es parecido a lo que hace el curador de un museo: Para preparar una exhibición, selecciona el tema, provee el contexto y decide que obras mostrar en los exhibidores, así como el material explicativo para el público y visitantes del museo.

La curación de contenidos no es únicamente recolectar enlaces y compartir hipervínculos. Es más importante el crear un contexto con organización, anotación y presentación adecuada. Los curadores crean por lo tanto una selección avalada de los mejores y más relevantes recursos.

Importancia del Curador de Contenidos


Vivimos en la era saturada de contenido. Las organizaciones e individuos crean una gran cantidad de contenido específicamente para internet. Para los miembros de cualquier organización, la curación es una actividad profesional importante. Con tanta información es difícil identificar aquella útil o actual para una determinada comunidad. En muchas áreas de las organizaciones, la información pierde relevancia o actualidad a gran velocidad. De este modo, la habilidad de encontrar sentido e identificar dicha información de manera relevante es un recurso crítico y valioso.

El mayor reto para convertirse en un curador de contenido es vencer el agobiante volumen de información y la siempre reducida cantidad de tiempo disponible para seleccionar estos datos. Para nosotros los docentes la curación de contenido puede ayudar también en las cadenas de liderazgo para identificar la información más fidedigna en los procesos investigativos. Se puede iniciar con algo tan sencillo como establecer un blog con contenido curado de calidad, o reenfocar tus estrategias de medios sociales, como twitter.

Lo más importante para las organizaciones que desean iniciarse en esto es la consistencia, conocer su audiencia e identificar su nicho específico. También es importante comprender que la curación no se trata únicamente de información. Como indica Howard Rheingold, es igualmente importante la alimentación y optimización de la red de contactos que conforman la comunidad, enfocándose en tres aspectos, la búsqueda, el sentido y el compartir contenido y/o experiencias.


  ¿Qué herramientas se pueden utilizar?


Puedes emplear algunas herramientas de curación útiles para tu estrategia, pero deberás iniciar un plan de contenidos primero. Una vez definida la estrategia, puedes identificar las herramientas adecuadas y enfocarte en aquellas que correspondan con las habilidades con las que cuenta actualmente tu equipo. Así también, puedes integrar los procesos de curación en un canal que ya se esté utilizando actualmente en la organización y posteriormente expandir hacia nuevas herramientas y medios.

Storyfy es una herramienta útil para comenzar. Te permite contar tu historia empleando medios sociales como tweets, fotografías y videos. Puedes buscar en múltiples redes sociales desde un mismo lugar, e incorporar elementos en tu historia. También puedes reordenar los elementos y agregar el texto necesario para aportar valor para tus lectores.



Scoop.It es otra  excelente herramienta para descubrir información útil para tus temas de interés. Cuenta con un tablero de control para manejar una cantidad ilimitada de fuentes (sitios web, RSS, cuentas de redes sociales, etc) y realizar búsquedas basadas en los parámetros adecuados a tus objetivos.



Pinterest se basa precisamente en esta curación de contenidos, de la que el usuario es el encargado. Esta red social, anima a que la gente seleccione lo que más le interesa, lo archive en una “pizarra virtual” y lo comparta con otras personas que puedan estar interesadas en la misma temática.
   
Etceter te permite compartir lo que sabes sobre un tema o hobby con quien tú quieras de forma sencilla y rápida. Simplemente añade los videos, artículos, imágenes que mejor describen lo que sabes añadiendo los enlaces en módulos de conocimiento.  Ahora ya puedes compartir todo lo que sabes con quien quieras.



Referencias


Iribarren, C. A. (2013). Curación de contenidos en educación: filtrar, organizar, distribuir. Comunicación y pedagogía: Nuevas tecnologías y recursos didácticos, (267), 14-16.


Galindo, J. A. (2011). Brechas didácticas y brechas digitales. Retos para la formación docente. Actualidades Pedagógicas, (58), 45-64.

INFOGRAFÍA CURACIÓN DE CONTENIDOS

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada